RECUPERACION DE PIEZAS SECTOR AUTOMOCION

En ABRASIVOS Y MAQUINARIA, S.A. fabricamos hace más de 40 años equipos para chorrear tanto en seco como en húmedo. También somos distribuidores de equipos de desengrase por aspersión y ultrasonidos, así como de equipos de granallado. Estos últimos funcionan mediante la impulsión mecánica de granalla, dando un acabado muy similar al que la pieza tratada recibe en la fábrica.

Un concepto a tener muy en cuenta es que un proceso de granallado o chorreado vía seca exigen que la pieza esté seca y/o exenta de aceites o grasas que se pudieran apelmazar y contaminar el abrasivo. Por este motivo si las necesidades de acabado exigen chorreado seco o granallado, se debe de desengrasar y secar la pieza previamente.  Cuando el chorreado es en húmedo no es necesario el desengrase previo.

 

En el sector de recuperación de piezas, la demanda habitual son equipos de chorreado vía seca formados por una cabina y un filtro, aunque a su vez también es usual el disponer de equipos de chorreado vía húmeda. Esto se debe a la comodidad de poder chorrear y desengrasar a la vez, así como poder dar un tratamiento más delicado que un chorreado en seco y con la ventaja de no generar polvo al tratarse de un proceso en húmedo (agua y abrasivo). Cuando las producciones son altas, o cuando las características de las piezas lo permiten,  el proceso de granallado es implantado. Esto se debe a su gran productividad frente a los sistemas de chorreado convencionales.