Granalla de inoxidable (granalla de cromo-níquel)

La granalla metálica esférica en acero inoxidable se fabrica a partir de acero inoxidable fundido. Durante todo el proceso de elaboración y tratamiento se somete a rigurosos controles. Tiene una alta resiliencia y resistencia a la fatiga por impacto.
 
Este tipo de granalla se fabrica para utilizarla en procesos de granallado y chorreado a presión, mediante aire comprimido. Su aplicación básica está dirigida sobre metales no férricos como aluminio, aleaciones de zinc, aceros inoxidables, bronce, latón, cobre...
 
Con su amplia gama de granulometrías se utiliza para procesos de limpieza, desbarbado, compactación, shot peening y acabados en general, sobre todo tipo de piezas, sin contaminar su superficie por polvos férricos que deterioran y cambian el color de los metales tratados. Es ideal para el envejecimiento de mármoles y granitos.
 
Se aplican controles de calidad total inspeccionando: la granulometría, esfericidad del grano, composición y resistencia.
 
Se suministran en sacos de polietileno de 25 kg y sobre pallets protegidos con lámina de plástico retráctil. Se recomienda almacenar sobre pallet, en lugar seco y protegido de la lluvia y la humedad.

GRANULOMETRÍA
grano mm.
S-10 0,05 – 0,20
S-20 0,09 – 0,30
S-30 0,14 – 0,50
S-40 0,40 – 0,80
S-50 0,60 – 1,00
S-60 0,70 – 1,25
S-100 1,00 – 1,40
S-150 1,25 – 1,70
S-200 1,40 – 2,00
S-300 1,70 – 3,00

COMPOSICIÓN QUÍMICA
C 0,17%
Cr 18%
Ni 10%
Si 1,8%
Mn 1,2%
CARACTERÍSTICAS
Dureza 30 HRC (en origen); 45 HRC (en operación)
Color inoxidable
Densidad 4,7 g/cm3
Forma esférica